El sector audiovisual cada día es más global, la tecnología avanza y facilita nuevas herramientas para llegar a más mercados y monetizar los desarrollos y productos.

El asesoramiento en las materias, tanto tecnológicas como legales, permiten crear un perfecto modelo de negocio para triunfar.